Robot cortacesped

1 Producto

¿Qué es y cómo funciona un robot cortacésped? 

Los robots cortacésped son dispositivos eléctricos, integrados con baterías recargables, capaces de operar de forma autónoma durante un determinado periodo de tiempo. Su funcionamiento es similar al de un cortacésped convencional, pues las cuchillas que poseen integradas en la base cortan la hierba al accionarse de forma rotativa. No obstante, se trata de dispositivos mucho más cómodos que facilitan la vida de su propietario, haciendo que su jardín se mantenga en perfecto estado y armonía sin esfuerzo alguno. 

Funcionan sobre todo tipo de superficies a través de una sistema de sensores de reconocimiento, límite y colisión para guiar y dirigir el recorrido del dispositivo eficientemente. Además, son capaces de cortar la hierba ante condiciones meteorológicas adversas, como la lluvia. Y, lo que es más, al no disponer de bolsa integrada para recoger los restos de hierba cortada, aplican un sistema conocido como “mulching”, beneficioso para el césped pues actúa como abono natural al dispersarse los trozos cortados por el suelo. 

¿Estás pensando en hacerte con un robot cortacésped para tu jardín? En este caso, hay una serie de aspectos que tendrás que tener siempre bien presente. 

  1. Batería: todos los robots cortacésped vienen integrados con baterías recargables que otorgan al dispositivo la autonomía suficiente para cortar eficientemente el césped del jardín de una sola pasada. Además, están programados para volver directamente a la base de carga cuando la batería esté cerca de agotarse. 

  1. Potencia: a mayor potencia del motor, mayor será la superficie que podrá cortar el robot sin necesidad de acudir a la base de carga.

  1. Programación: es fundamental que todo robot cortacésped tenga capacidad de ser programado para iniciar el corte de forma autónoma. 

  1. Control: cada dispositivo es controlado de una forma u otra dependiendo del modelo de robot cortacésped escogido. Por ejemplo, los dispositivos de más alta gama son fácilmente controlados a través de un app, mientras que los modelos inferiores se activan, configuran y programan a través de una serie de botones integrados en la propia carcasa del dispositivo.

  1. Capacidad del dispositivo: antes de decantarse por un modelo u otro, es fundamental valorar el tipo de superficie y las dimensiones de tu jardín para así escoger un dispositivo con la potencia necesaria para cortar la hierba eficientemente. No se escogerá el mismo dispositivo para un terreno irregular con inclinaciones que para un terreno plano de pequeñas dimensiones, pues el ancho de corte de la cuchilla variará. 

  1. Mantenimiento del dispositivo: asegúrate de que el robot cortacésped escogido posee fácil manejo, limpieza y mantenimiento para así ahorrar tiempo, dinero y molestias.  

Tipos de robots cortacésped 

Hay fundamentalmente dos tipos de robots cortacésped en el mercado:

  1. Robot cortacésped con cable perimetral: funcionan a través de una cable debidamente instalado que delimita la superficie a recorrer por el dispositivo. El robot, gracias al cable instalado, realiza un mapeo de la superficie e inicia el recorrido. Además, es fundamental delimitar aquellas zonas por las que no queremos que el dispositivo pase como es el caso de obstáculos como árboles, vallas, setos y demás.

  1. Robot cortacésped sin sable perimetral: este modelo de dispositivos no requieren de instalación de cableado, pues funcionan gracias a un sistema de sensores que evitan su colisión y guían su recorrido. Es recomendable utilizar estos robots cortacésped en superficies planas y sencillas, sin obstáculos ni altiplanicies. 

Independientemente del modelo escogido, claro está que todo robot cortacésped es un referente en la revolución domótica del hogar. Se encargan del mantenimiento de tu jardín, facilitando el cuidado y el corte del césped de forma autónoma. Múltiples son las ventajas y beneficios que todo robot cortacésped posee, como por ejemplo:

  1. Autonomía alta de carga.

  2. Bajo consumo.

  3. Dispositivos silenciosos.

  4. Fácilmente programables.

  5. Facilidad y simplicidad de uso.

  6. Dispositivos altamente seguros.

Instalación de un robot cortacésped con cable perimetral

La instalación es muy rápida y fácil de implementar. En tan solo unos pasos tendrás tu dispositivo listo para iniciar su función. Te los mostramos:

  1. Delimita la estación de carga. El primer paso será colocar la estación de carga donde el dispositivo acudirá una vez finalizado su trabajo o cuando la batería esté cerca de agotarse. Es fundamental que la base de carga esté ubicada en una superficie nivelada y plana con espacio libre a su alrededor. 

  1. Instala el cable perimetral. Una vez debidamente definida la estación de carga, es momento de delimitar la superficie a rastrear por el dispositivo. Para ello, tiende el cable perimetral a lo largo de los bordes del césped y delimita aquellas zonas que el dispositivo no debe recorrer. En el caso de agrandar o acotar la superficie ajardinada, bastará con redefinir los límites de recorrido modificando el cableado. 

  1. Programa tu dispositivo. La primera vez que se utilice el robot cortacésped habrá que programar las alturas de corte, además de los días y las horas que se desea que esté en funcionamiento. Una vez debidamente cumplimentado todo el proceso, el robot estará listo para iniciar su carga.