Climatización

75 Productos

Climatización: ¡Mejora la calidad del aire de tu hogar!

Llega el verano y hace un calor sofocante en el hogar, llega el invierno y nos congelamos. ¿Te ha ocurrido? Y, es que muchas veces los hogares no cuentan con un sistema de climatización óptimo y, por óptimo nos referimos a aquél sistema que además de aclimatar el hogar rápidamente, lo hace de forma económica, sin costes excesivos en la factura de la luz o gas. 

Por suerte, hoy en día existen en el mercado gran variedad de soluciones de climatización y refrigeración que aportan al hogar el confort térmico necesario a un precio totalmente asequible. Es decir, crean un ambiente saludable de forma eficiente por lo que te permiten mantener la temperatura adecuada del hogar durante todo el año. Pero, eso sí antes de decantarse por un tipo de climatización u otro será preciso valorar las características del hogar así como nuestras necesidades térmicas para escoger el sistema que aporte la máxima eficiencia energética.

¡Garantiza el confort y el bienestar de tu familia con el sistema de climatización óptimo!

Tipos de climatización para el hogar

Como ya sabes, hay una gran variedad de sistemas de climatización con los que poder mantener y equilibrar la temperatura del hogar. Tanto si buscas caldear el ambiente como enfriarlo, hay soluciones de todo tipo. Además, dichos dispositivos ayudan a reducir el exceso de humedad del ambiente y aseguran una distribución limpia del aire por todas las estancias. 

Si lo que buscas es caldear el ambiente podrás escoger entre dos tipos de sistemas de calefacción:

  1. Sistemas de calefacción eléctrica

  2. Sistemas de calefacción a gas

Entre estas dos grandes y amplias clasificaciones diferenciamos generalmente entre radiadores y estufas.

Por otro lado, si lo que te interesa es refrigerar el ambiente y reducir la temperatura del hogar podrás decantarte por:

  1. Ventiladores.

  2. Equipos de aire acondicionado.

  3. Enfriadores de aire.

  4. Nebulizadores

Las opciones son muy amplias y diversas, tan solo tienes que echarle un vistazo al catálogo y escoger el modelo que mejor se ajuste con tus necesidades de climatización. 

Recomendaciones para escoger el sistema de climatización óptimo

¿Te has decidido ya por hacerte con un sistema de climatización para el hogar? En ese caso, te recomendamos que consultes la siguiente lista de consejos y recomendaciones antes de efectuar la compra. Y, es que adquirir un dispositivo de climatización es una inversión de largo plazo, por ello, es aconsejable tener en cuenta una serie de aspectos para escoger el modelo que mejor se ajuste a tus necesidades y, sobretodo, a las de tu hogar. 

Algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de decantarse por un modelo de climatización u otro son:

  1. Reflexiona sobre tus necesidades y hábitos: ¿Pasas mucho o poco tiempo en casa? ¿Buscas caldear o refrigerar el ambiente? ¿Prefieres energía eléctrica o gas? 

  1. Evalúa el espacio a aclimatar: es muy importante tener en cuenta las dimensiones de la superficie a refrigerar o calentar, así como el aislamiento térmico del hogar pues la potencia requerida variará. 

  1. Define tus preferencias: un aspecto clave es definir previamente a la compra los atributos con los que quieres que cuente el dispositivo. ¿Buscas un modelo con mando a distancia? ¿velocidad regulable? ¿temporizador? ¿facilidad de programación?

  1. Un dispositivo eficiente, sin duda. Desde IKOHS te aconsejamos que optes por un modelo que ofrezca un alto rendimiento, de bajo consumo energético y sostenible con el medio ambiente.  

  1. Factores extra: ¿quieres que el dispositivo emita aire caliente o solo frío? ¿buscas un modelo compacto y fácil de almacenar? ¿cuál es presupuesto destinado a la inversión? 

Como ves, hay gran variedad de aspectos a tener en cuenta antes de hacerte con un dispositivo u otro. Y, es que tan importante es decidirse cómo elegir bien. Por ello, te animamos a que consultes nuestro amplio catálogo y descubras la gran variedad de productos de climatización que tenemos disponible. ¡No te arrepentirás!