Ventiladores de Pie

Dale la bienvenida al buen tiempo con la nueva línea de ventiladores de pie IKOHS. Son flexibles y fácilmente adaptables a tus necesidades. Refresca el ambiente y las estancias de tu hogar. Di adiós al calor y plántale cara a la altas temperaturas con la ayuda de IKOHS.

6 Productos

Atributos clave de todo ventilador de pie

Los ventiladores de pie son elementos muy útiles para combatir los sofocantes días de calor veraniegos. Se trata de piezas económicas, prácticas y eficientes con las que podrás sobrellevar las altas temperaturas gracias a la ligera brisa de aire fresco que emiten. Asimismo, su ligereza y funcionalidad los convierte en dispositivos flexibles y fácilmente transportables, por lo que eludir el calor de todas las estancias del hogar, tanto internas como externas, no será tarea difícil. Infinidad de modelos, tipos y diseños podrás encontrar en el mercado. Por tanto, si buscas insistentemente hacerte con un ventilador de pie que te ayude a combatir el calor sofocante y abrumador que está por llegar, es recomendable que consultes sus principales propiedades para así escoger el modelo que mejor se ajuste a tu preferencias.

Las principales características de todo ventilador de pie son:

  • Potencia: La potencia del dispositivo indicará la fuerza con la que las aspas del ventilador de pie girarán, emitiendo, de este modo, mayor o menor caudal de aire. Este electrodoméstico no precisa de gran potencia para funcionar, sin embargo, tal y como ocurre con el resto de dispositivos, mayor potencia implica mayor flujo del aire, y, por consiguiente, mayor ruido y consumo de energía eléctrica.
  • Velocidad regulable: La gran mayoría de los ventiladores de pie del mercado llevan integrados un regulador del nivel de velocidad para así poder ajustar la potencia del motor al nivel deseado y disfrutar en cada momento de la frescura deseada. Esta característica es fundamental pues no es lo mismo el calor de una noche primaveral que el sofocante bochorno de un puro día veraniego.
  • Oscilación del flujo del aire: La oscilación del flujo del aire también es una característica esencial en todo ventilador de pie pues lo convierte en una pieza adaptable a todo tipo de situaciones. Con un giro continuo, generalmente de 90º o 180º, el aire emitido conseguirá refrescar hasta el último rincón de la estancia en cuestión y aportarle frescura.
  • Flexibilidad, ligereza y adaptabilidad: Es fundamental que su diseño sea compacto, ligero y liviano para así facilitar su transporte y usabilidad. De este modo, y al no precisar de instalación ninguna, se podrá utilizar el ventilador de pie en cualquier estancia de tu hogar, desde la habitación o la cocina, hasta incluso en el patio, terraza o jardín.
  • Control remoto: Comúnmente, la gran mayoría de los modelos de ventiladores de pie existentes en el mercado, cuentan con un mando a distancia con el que poder controlarlo y ajustar las diferentes velocidades. Este aspecto aportará comodidad y facilidad de uso al dispositivo.
  • Inclinación ajustable: Es recomendable que todo ventilador de pie cuente con un cabezal ajustable a diversos niveles de inclinación. De esta forma podremos decidir y delimitar la dirección del caudal del aire pues, es posible que resulte un tanto molesto si el dispositivo está situado muy cerca de ti.
  • Base o pedestal graduable: Al igual que la inclinación ajustable del cabezal, es recomendable que todo ventilador de pie cuente con una base o pedestal graduable para así poder delimitar la altura del dispositivo en función de la estancia en la que lo queramos ubicar.

Ventajas de contar con un ventilador de pie

Una vez presentadas las diferentes características con las que todo ventilador de pie debe contar, es el momento idóneo para hacerte con uno de estos dispositivos al mejor precio. En IKOHS, hemos diseñado una nueva línea de ventiladores de pie a precios de ensueño para que te olvides del calor sofocante y abrumador del verano. Además, por si cupiera alguna duda, hemos diseñado una guía aclaratoria de los beneficios que todo ventilador de pie aportaría tanto a ti como a tu hogar.

Las ventajas de contar con un ventilador de pie son:

  • No requiere de instalación, por lo que su coste será notablemente inferior al de un aparato de aire acondicionado.
  • Es muy sencillo, práctico y cómodo de utilizar.
  • La facilidad para trasladar este tipo de dispositivos de una estancia a otra, te permitirá convertir todas y cada una de las estancias de tu hogar en espacios acogedores, agradables y, lo más importante, frescos.
  • Un ventilador de pie no reseca el ambiente como es el caso de los aires acondicionados. Además, al no enfriar el aire sino refrescarlo, reduciendo así, la sensación de fatiga y calor de nuestro cuerpo, te permitirá refrigerar tu hogar de forma natural y saludable.