Calefacción

23 Productos

Calefacción: ¡Olvídate de pasar frío este invierno!

Con la llegada del frío, las lluvias y las temperaturas bajas, se inaugura la temporada de manta, palomitas y peli. Y, es que cuando el tiempo está feo no hay nada que apetezca más que estar en casa. Y, cuando digo en casa, me refiero a esa sensación de confort que te abriga tras un duro y frío día. Acogedor, ¿verdad?. De ahí la vital importancia de disponer de un sistema de calefacción óptimo en el hogar. Un sistema de calefacción económico que acondicione las estancias del hogar, manteniéndolas a la temperatura adecuada en todo momento.

Desde estufas halógenas de interior o estufas de exterior para el jardín hasta calefacción centralizada o por infrarrojos. Como ves, hay una gran variedad de opciones entre las que poder elegir. ¡No te lo pienses más! Descubre en nuestro amplio catálogo el sistema de calefacción más adecuado para tu hogar y prepárate para el frío invernal. 

Contamos con todo tipo de elementos de calefacción para mantener una temperatura agradable en tus estancias durante los meses más fríos. Podrás encontrar emisores térmicos y calefactores cerámicos, así como una gran variedad de radiadores (radiadores de aceiteradiadores de mica y radiadores eléctricos) para que escojas el más adecuado en cada caso.

Tipos de calefacción

Hay diferentes formas de aclimatar el hogar y prepararlo para el intenso frío de los meses invernales. No obstante, según el tipo de suministro energético podemos diferenciar principalmente entre: 

  • Calefacción eléctrica: el sistema de calefacción eléctrica es una forma de caldear el hogar muy recurrente hoy en día pues su instalación es bastante sencilla. Además, una de sus principales ventajas es que se trata de energía limpia pues no existen riesgos de pérdidas de gas, algo bastante tóxico y perjudicial para la salud. Eso sí, habrá que mejorar el aislamiento térmico del hogar para garantizar que el inmueble se mantenga en la temperatura adecuada durante el mayor tiempo posible y, de este modo, ahorrar en la factura de la luz.  

  • Calefacción a gas: es el sistema de calefacción tradicional. Podemos encontrar, dispositivos de calefacción que funcionen mediante bombonas de butano o por medio de gas natural. Una de sus principales ventajas es que se trata de un sistema de calefacción económico, no obstante la instalación puede resultar costosa al tener que incorporar radiadores por toda la casa. Como desventaja, comentar que precisan de revisión continua por profesionales para evitar que se desprendan olores tóxicos y perjudiciales, además de un mantenimiento más severo al tener que purgar los radiadores de forma continuada. 

Claro está que la funcionalidad de ambos sistemas es la misma, aumentar la temperatura interior del hogar y aclimatar las diferentes estancias para obtener el confort deseado. No obstante, la única diferencia es el sistema de suministro empleado para su funcionamiento. ¿Hay uno mejor que otro? La respuesta es claramente un “no”. La elección tan solo dependerá de una serie de factores como son la superficie a calentar, el presupuesto destinado a calefacción o la orientación de la vivienda, entre otros.

¿Qué sistema de calefacción escoger para el hogar? 

Lo dicho, no existe un sistema de calefacción ideal. Cada individuo escogerá el sistema que mejor se adapte a las características de su hogar. Además, antes de tomar la decisión es fundamental valorar la inversión con una perspectiva enfocada en el largo plazo pues puede ser que un sistema no sea rentable en el momento de la instalación pero con el paso del tiempo el ahorro energético sea considerable. 

A continuación te indicamos una serie de aspectos que tendrás que tener en cuenta a la hora de escoger un sistema de calefacción u otro:

  1. Superficie y dimensión: no es lo mismo caldear un piso de 90 m2 que una gran vivienda. La energía eléctrica empleada será notablemente superior y, por tanto la potencia contratada también. Lo mismo ocurre con el suministro de gas.

  1. Orientación del hogar: la orientación de la casa con respecto al sol puede influir sustancialmente en el ahorro energético. Además, el aislamiento térmico de la misma también juega un rol importante en el gasto de calefacción. 

  1. Ritmo de vida: nuestro ritmo de vida también es un aspecto a valorar pues está ligado al uso que vayamos a hacer de la vivienda. 

  1. Clima de la zona: tan importante es tener presente el tiempo que pasamos en casa como en la zona en la que vivimos. No es lo mismo vivir en zona costera que en zona de interior donde las temperaturas suelen ser más bajas. 

  1. Instalación y mantenimiento: como ya sabes, la instalación y su posterior mantenimiento son dos aspectos fundamentales a valorar antes de decantarse por un sistema de calefacción u otro. 

  2. Costes: es fundamental valorar de forma aproximada el coste que puede generar cada tipo de calefacción.

¡Recuerda que en IKOHS contamos con sistemas de climatización de todo tipo y para cualquier época del año!